Martes 25 de Julio de 2017
Carina Cabo

Artículos Completos » Repetir o no repetir. Esa no es la cuestión » Compartir en Facebook » Compartir en Twitter

 

Repetir o no repetir. Esa no es la cuestión

A partir de una resolución ministerial, los niños de 1º año de EGB promovieron a 2º año. Acuerdos, desacuerdos y soluciones.


Escrito en el año 2007, a partir de una Resolución ministerial.
A fines del año pasado, los ciudadanos, y mucho más los docentes,  nos sorprendimos con una resolución ministerial (Nº 1637 del 28/ 12/06) en la que la Ministra de educación, establecía la promoción directa de los alumnos de 1º año de EGB, modificando, de esta manera, el régimen de evaluación, acreditación, calificación y promoción en escuelas de la Educación general Básica de la Pcia. de Santa Fe.
Las causas que hicieron llegar a esta decisión por parte del gobierno fueron fundamentalmente el alto grado de repitencia en toda la jurisdicción. Según datos cuantitativos, en el año 2.005, 6.731 alumnos repitieron 1º año (10% del total), 9.511 repitieron 8º año (el 15% ) y 6.750, lo hicieron en 9º año (13%). Como si esto fuera poco, según el censo del año 2.006, hay 5.700 niños y adolescentes fuera del sistema y 15.000 adultos nunca fueron a la escuela.
Muchas fueron las discusiones teóricas, acertadas por cierto, que  se produjeron previo al comienzo de clases, además de las idas y vueltas que esto trajo aparejado, tales como la decisión del gobierno de incorporar pasantes (alumnos de profesorados) para abordar la problemática o, más tarde, la de convocar a docentes  jubilados predispuestos a volver a trabajar en la escuela.


Los niños primero

Ahora bien, más allá de acordar o no con un decreto ministerial o con los lineamientos de una política educativa de un determinado momento, lo que no podemos ni debemos es abandonar a los niños. Si, como sostiene Kaplan, la escuela es capaz de biografiar al alumno y es el lugar de la construcción de su subjetividad, no podemos quedarnos de brazos cruzados; ALGO tenemos que hacer a partir de la resolución señalada.
No cabe dudas que la alfabetización es un proceso difícil que debe ser planificada por todos los miembros de la institución educativa, teniendo en cuenta que el proceso de enseñanza es un factor decisivo, entre otros. Por tanto, los representantes del Estado, primero y los docentes, después, debemos preguntarnos acerca de qué sucede en la escuela hoy. En un primer momento, deberíamos partir de ciertas condiciones que deberían estar resueltas, tales como: la remuneración y la capacitación docentes, las herramientas didácticas dentro y fuera del aula, los edificios que aún no tienen satisfechas las necesidades diarias (luz, gas, calefacción, techos, etc.); elementos básicos e imprescindibles para comenzar a discutir la escuela de hoy.
Sin embargo, otra de las condiciones que deberían ser fundamentales  en los días que corren es la  Formación docente. Aprender a leer y escribir es lo más difícil que le sucede a un niño en la escuela, por ende, debe ser planificado, sistematizado y evaluado coherentemente para esperar al alumno, si hiciere falta, es este proceso tan complejo. Y, como sabemos, la función y la tarea docentes son fundamentales para el paso de la lengua oral a escrita.

Los niños más desfavorecidos
Según UNICEF, en Argentina, repiten los niños pobres. Por consiguiente, son imprescindibles, fundamentalmente, los dispositivos de capacitación para los maestros que transitan las escuelas urbano- marginales.
En Santa Fe, el programa "Alfabetización asistida" dispone de especialistas en áreas para el apoyo a los docentes con estrategias puntuales. Como Asesora pedagógica y parte de ese proyecto, mi trabajo en las escuelas, consiste en abordar las problemáticas que encontramos en cada Nivel y ayudar a los docentes a mejorar sus prácticas. Específicamente, en 3º ciclo, mi abordaje es en la repitencia de 8º año, donde no sólo trabajo con los docentes, sino también con los tutores, figura fundamental a la hora de indagar la realidad de los adolescentes ya que son los que, a diario, transitan la escuela con ellos. El objetivo es pensar estrategias singulares en función de cada situación encontrada.
El riesgo social es alto, por ende,  la escuela tiene que ser un lugar previsible para los niños, debe estar organizada de tal manera que encuentren en ella, no sólo la alfabetización tan mentada, sino también el vínculo fundante para que los  procesos de enseñanza Y aprendizaje vayan juntos por una mejor educación.

© 2017 Carina Cabo www.carinacabo.com.ar